Acto de Reconocimiento al Rendimiento Académico

Acto de reconocimiento a las mejores calificaciones de la EvAU realizada en la UCM y a las mejores notas en el proceso de admisión


El 10 de octubre se celebró en el anfiteatro "Ramón y Cajal", en la Facultad de Medicina, el acto anual de Reconocimiento al Rencimiento Académico. 

 

Bienvenidos. Os queremos. Estáis en un gran sistema universitario y en una gran universidad. Participad, exigirnos y disfrutad. "Y, por último, no olvidéis que sois unos privilegiados, que otros no han tenido las mismas oportunidades; sed conscientes de ello para devolver a la sociedad lo que os está dando". Estos fueron los mensajes que el rector Carlos Andradas trasladó en nombre de la Complutense a los estudiantes que en la tarde del 10 de octubre fueron premiados en la Facultad de Medicina en el Acto de Reconocimiento al Rendimiento Académico, con el que un año más la UCM ha querido premiar el esfuerzo de quienes obtuvieron las mejores calificaciones en las pruebas de acceso a la universidad, celebradas el pasado mes de junio.

 

Como explicó el propio rector Andradas el sentido de este acto que la Universidad Complutense lleva organizando desde 2007 es reconocer el esfuerzo de estos estudiantes y de sus centros educativos y mostrar el orgullo de contar, bien en la propia UCM o en otras universidades de Madrid, con alumnas y alumnos tan extraordinarios. "Queremos daros la bienvenida, que os sintáis acogidos, mostraros nuestro orgullo y esperando que en algún momento vosotros también os sintáis orgullosos de vuestra Universidad". Andradas les quiso trasladar varios mensajes. El primero, darles la bienvenida "a los que serán los mejores años de vuestra vida". El segundo, "que os queremos". "En una universidad pública lo más importante es el capital humano, sus profesores, investigadores, su personal de administración y servicios... y también, sin ninguna duda, los estudiantes que venís a ella. Sois nuestro mayor tesoro". Tercer mensaje: "Estáis en un gran sistema universitario y en una gran universidad". El rector les recordó que en los rankings, de entre más de 17.000 universidades, la Complutense se encuentra entre las 300 mejores, "y en un par de años esperamos que entre las 200". Cuarto: "Participad, por favor. Queremos estudiantes vivos, activos, que nos exijáis para mejorar. Estamos aquí para potenciar y sacar de vosotros lo mejor que tenéis dentro. Queremos que os desarrolléis al máximo y también que disfrutéis", señaló el rector repasando la amplia oferta cultural y asociativa de la UCM. Por último, Andradas quiso recordar a los estudiantes presentes en el anfiteatro Ramón y Cajal de la Facultad de Medicina que sus extraordinarios expedientes son fruto, sin duda, de su trabajo y esfuerzo, pero también de una sociedad que apuesta por ellos y a la que se deben.

 

Paula López Arencibia, poseedora de uno de los mejores expedientes de acceso a la UCM, habló en nombre de sus compañeros. Lo hizo agradeciendo a familiares, amigos y profesores su apoyo y recordando el esfuerzo, horas de estudio, estrés "y en mi caso alguna que otra lágrima", que les han llevado hasta aquí. Consideró que una vez llegados a la Universidad ha llegado también el momento de reflexionar. "La carrera que estudiamos -argumentó Paula- no es más que un medio para contribuir a un bien mayor al que aspiramos. Es una elección personal que tomamos para llegar a algo que aporte a la sociedad y mejore la vida de aquellos que nos rodean". Paula defendió que no hay áreas de conocimiento que aporten más a o sean más útiles que otras. Ella misma ha optado por cursar Ciencias Políticas y Filosofía. "¿Y eso para qué sirve?, me han preguntado. O como nos dijo una profesora en los primeros días de clase alguien nos puede decir Hala tía, yo también me rayo mazo" La Filosofía, recordó la alumna, es "la madre de todas las ciencias, el origen del pensamiento occidental", mientras que la Política es la ciencia que se preocupa por hacer valer " los derechos individuales y colectivos".

 

En nombre de los centros educativos, institutos y colegios, intervino el director del Colegio Sagrados Corazones, ubicado en la calle Martín de los Heros de Madrid, Luis Antonio Sacristán. Explicó cómo en los últimos años la mayor parte de los centros escolares han vivido una revolución pedagógica que ha buscado situar al alumno en "protagonista de la acción educativa". Se busca el currículum personalizado, se anima a investigar antes de ir a clase, se potencian las habilidades personales y prácticas más que los contenidos... En ese contexto, hoy más que nunca son necesarios, como recordó Luis Antonio Sacristán, los profesores. "Se dice que hoy es toda la sociedad la que enseña, que toda ella es un aula, pero no hay que olvidar lo que pasa dentro de estas". Ahí es donde está el profesor con sus alumnos, donde el primero es el encargado de "ayudarles a crecer, de que den lo mejor de ellos mismos, de transmitirles valores. La primera obligación del docente por encima de las materias -concluyó el profesor Sacristán- es guiar, acoger, hacer crecer en sus alumnos la convicción de que pueden alcanzar sus sueños y hacer de esta sociedad un mundo mejor".